Skip to content

La simbología de las piedras semipreciosas usadas en nuestras creaciones

Algunos las consideran como beneficiosas para nuestra energía interior, por lo tanto estas piedras serán incluso mágicas según ciertas tradiciones. Usted descubrirá a continuación lo que ellas simbolizan

Las piedras que usamos

Piedra natural que ayuda a aceptarse a sí mismo, a la confianza propia. Da coraje para afrontar las situaciones difíciles. Favorece la lucidez, elimina la colera interior y al parecer posee también la propiedad de borrar todo tipo de trauma emocional.

La ágata musgosa es de hecho una calcedonia neutra, enriquecida con inclusiones. Esta piedra sosiega, estabiliza y favorece la estima propia. Aporta estabilidad, un equilibrio intelectual. Llena de energía, ayuda a combatir las angustias, repele nuestros temores y nos acompaña en el amor propio.

La ágata tiene como propiedad principal el aportar estabilidad y equilibrio intelectual, es una piedra de suerte y una piedra de arraigo. Calma las angustias, sosiega y ayuda a ganar autoconfianza sin dejar de aceptarnos tal como somos. Piedra de coraje, viene en ayuda de aquel que la lleva.

Piedra de armonia que ayuda a ver las cosas con perspectiva en las situaciones, en nuestras emociones y ayuda a disipar las energías y los pensamientos negativos, así como la irritación. Favorece así la sensación de alegría.

Es una piedra que facilita la comunicación, favorece la expresión personal, ayuda a verbalizar los pensamientos. Favorece la desenvoltura, estimula la capacidad de escucha y comprensión.

Piedra que ayuda a concentrarse mejor y desarrollar su personalidad sin dejarse influenciar. Piedra de equilibrio, aporta serenidad, calma y autoconfianza.

Piedra muy positiva que aporta dulzura y calma. Actúa sobre el exceso de agresividad, de irritabilidad. Evita los impulsos excesivos y refuerza la diplomacia. Ayuda a superar la timidez y así tener un modo de expresarse más tranquilo y prudente.

Piedra del apaciguamiento, de la tranquilidad y de la paz. Absorbe las energía negativas, aporta paz y armonía al hacer que desaparezca la culpa, las angustias y los conflictos interiores o con el entorno. Ayuda así a reforzar los vínculos emocionales.

Piedra de alegria, de apertura del corazón, la cual tranquiliza y da vitalidad, energía y disipa las inquietudes. Es beneficiosa para la iniciativa, la toma de decisiones y anima a desarrollar una actitud positiva y a ver el futuro con optimismo.

Piedra que ayuda a ganar confianza en uno mismo, y volverse más espontáneo. Da coraje y motivación. Favorece la creatividad, la actitud responsable y la concentración.

Piedra que simboliza la apertura de espíritu y la pureza. Aporta un sentimiento de invulnerabilidad y de serenidad, elimina el malestar y las energías negativas.

Piedra de transformation que ayuda a superar los obstáculos de la vida aportando vitalidad, energía y fuerza. Da coraje a quien quiere emprender proyectos e identificar mejor lo que se desea para ir directo al objetivo.

Piedra que transmite energía y corago para superar nuestros límites habituales. Ayuda a hacerse respetar y a reforzar la autoconfianza. Piedra que ayuda a comunicarse más fácilmente, a concentrarse y a estar atento de sí mismo y de otros. Enseña a tener paciencia.

Piedra de protecci´no que absorbe las energías negativas, las malas intenciones que puedan perjudicar su equilibrio mental y su claridad de espíritu. Ayuda a la meditación al proteger de la polución mental, invasiva e intrusiva.

Piedra de comunicación, ayuda a quien la lleva a comunicar sus emociones y sentimientos. Aporta plenitud y paz interior y permite así eliminar el estrés. Piedrad del amor y la amistad, ayuda a seguir adelante y aproximarse a otros.

Piedra poderosa de intuición y apertura de espíritu. Evoca el amor maternal y la ternura. Estimula la imaginación y la creatividad. Siendo fabricada en el medio acuático, la persona que la lleva se beneficia de la energía del agua, reequilibra la circulación energética entre el cuerpo y el espíritu.

Piedra de consuelo benéfico al ego y la salud mental ya que protege contra las energías negativas, elimina los miedos y las penas. Mejora la confianza propia reduciendo el estrés y da lugar a una mentalidad de acero.

Pieda cuya energía es estable y tranquilizante, anima al optimismo y al entusiasmo para luchar contra la tristeza y la melancolía. Ayuda a la concentración y reconforta los ánimos. Fuente de luz, de calor y de energía estable, ayuda a irradiar buen humor y a combatir numerosos sentimientos negativos como la cólera, el estrés, el miedo, la ansiedad, los celos…

Piedra femenina que permite desarrollar la sensibilidad, la creatividad y la dulzura. Ayuda a la toma de decisiones, favorece la apertura con los demás y frena el temor hacia otros. Piedra que ayuda a desarrollar nuestra capacidad de sentir, nuestra sensibilidad al arte y a lo bello, a crear y estar inspirado.

Piedra beneficiosa para el alma, permite luchar contra los miedos y las angustias, y aparta las pesadillas. Aporta paz y protección, y tiene un efecto benéfico en las personas aquejadas de tristeza crónica y de bloqueos emocionales. Aporta igualmente coraje a las personas que carecen de perseverancia.

Piedra de vitalidad, de energía y concretización. Es un importante estimulante de la memoria y de las facultades intelectuales. Permite favorecer las capacidades creativas de la persona que la lleva, y agudiza el espíritu de iniciativa.

Piedra que reconforta y tranquiliza, aporta seguridad afectiva, dulzura, calma y paz. Piedra del amor y el perdón, permite la exteriorización de los sentimientos.

Piedra de la concentración y de la realización que ayuda a calmar las emociones demasiado fuertes, y a mejorar asi la lucidez y la concentración. Piedra de la reflexión, ayuda a apartar los miedos irracionales, las angustias y las contradicciones interiores que nos aprisionan. Instrumento de estabilización, ayuda a recentrar sus energías en objetivos razonables para evitar el fracaso y las desilusiones.

Piedra que simboliza la comprensión, de uno mismo y del mundo que nos rodea. Ayuda a desarrollar el ámbito cerebral tanto en el pensamiento como en la lógica. Calmante, tranquilizadora, aporta el coraje que ayuda a frenar los miedos y temores.

Piedra que inspira fe en el amor y ayuda a amarnos. Disipa el dolor de antiguas heridas emocionales, principalmente aquellas de la infancia. Permite atenuar las emociones excesivas y comprender sus causas. Armoniza el amor en la pareja y en aquel que la lleva.

Piedra que favorece los sueños, estimula la imaginación y los procesos creativos. Incita la rectitud y honestidad, y da confianza en uno mismo.

Piedra que pertenece a la familia de las Granates. Piedra sosegadora que ayuda a quien la lleva a salir de sus conclictos y a encontrar a su alma gemela.